viernes, 8 de junio de 2007

Faltan voluntarios para esta escapada


Hoy no voy a hablar de nada en particular. Voy a dejar que otro lo haga por mi. He leido un articulo de Juanma Trueba en el AS y me ha gustado mucho. Hasta donde alcanzo, creo que no sabe mucho de ciclismo, pero por lo menos habla claro. Como deberían hacer muchos.

El viaje a ninguna parte

Vandenbroucke ha intentado suicidarse. Pantani y Chava Jiménez están muertos. Hace cinco años, Obree, ex recordman mundial de la hora, se colgó del techo de su granero y su mujer lo rescató con vida. Todos ellos, estrellas del ciclismo en los 90, fueron víctimas de profundas depresiones. Manzano, el loco que no miente, admite que estuvo enganchado a medicamentos como el prozac, un antidepresivo. Otros se hicieron adictos a la cocaína. No es casualidad. "El doping es la antesala de la drogadicción". Lo dijo en este periódico el psiquiatra José Miguel Gaona, doctor en psicología deportiva.

Pero los ciclistas no lo quieren ver. Insisten en que son perseguidos y se remiten, dignos, a la presunción de inocencia. Por detrás susurran que no se puede correr el Tour a pan y agua. La EPO no es tan mala. Eso mismo piensan los yuppies que han sustituido la cocaína por las inyecciones de EPO. Se aguanta más, se ve más claro, no es tan mala.

Ayer, una redada de la policía belga encontró sustancias dopantes en un registro al Quick Step, equipo ProTour. Todo es mentira. O lo parece. Los patrocinadores huyen. Pero nadie se rebela, nadie acusa. El silencio de los corderos.

Hay excepciones, pocas. Zabel es el primer campeón en activo que confiesa sin ser cazado, pero lo hace a los 36 años, al borde de la retirada. En su siguiente carrera, el público lo recibió con aplausos. Riis también se expone y admite que consumió EPO durante el Tour que ganó. Sus rivales de entonces le culpan de remover la mierda. No hay otras quejas. El Tour le retira del palmarés. La casilla del último campeón sigue en blanco.

Nos persiguen, repiten los ciclistas. Pereiro asegura que está harto del Tour. Nunca dijo algo así de Landis. Valverde, el mejor ciclista del mundo, intenta desmarcarse de una bolsa de sangre que lleva su inicial y el nombre de su perro. Hasta Echávarri finge. Los directores y los médicos mueren de viejos.

Hay un camino. Habría que empezar por reconocer el error, públicamente. Luego, arrepentirse. Después dar un paso al frente y esperar que lo sigan otros, la mayoría, como en esas películas en las que un batallón entero asume la culpa y el castigo. No es fácil. Mucho valor para tirarse a tumba abierta por una montaña, pero para esta escapada faltan voluntarios. Y campeones.

Juanma Trueba - Diario AS

6 comentarios:

AZUCAR dijo...

Dais asco asi sinceramente, como estais jodiendo los periodistas este deporte.Al final hasta yo q soy un simple juvenil voy a ir por la carretera y me van a decir dopado, solo hay una frase q resume lo q se esta haciendo con el ciclismo, un puta verguenza.
Esto se termina facil los directores deportivos a la puta mierda y el poder los ciclistas que son los q dan espectaculo y con los directores deportivos q les acompañen los los jefillos de la UCI y demas.
Si yo fuese profesional iban a andar con estos royos q si te dopas q si no, buenas querellas contra el q mienta al hablar.
UN SALUDO DE AZUCAR.

Ludwig dijo...

Venga sí azucar, que todos los de la OP que se querellen contra los periodistas.
Así en el juicio el abogado del periodista demandado pedirá que se compare el ADN del denunciante con la bolsita de Fuentes, el juez ordenará hacerlo y todos nos reiremos mucho, tú el primero, azucar.
Que tú no te metas no quiere decir que no lo hagan Sevilla, Guti etc.
Hacía tiempo que no leía algo tan gracioso XDDD
El chorizo demandando al mensajero
JUAAASSS!!!

Anónimo dijo...

Pues la única manera de solucionar ésto, pasa por quitarse las caretas y dejarse de hipocresías y fariseísmos. Aquí casi todo el mundo tiene su "ración de culpa"... pero personalmente a los que más asquito les estoy cogiendo es a esos directores que se enteran por la prensa de que sus corredores se dopan. A más de uno de esos no los dejaba yo ni acercarse al arcén de la carretera.

Por otro lado, me parece absurdo el revisionismo histórico que se está haciendo con el palmarés del Tour... ¿seguro que en 1996 el único que iba hasta las trancas era Rijs? ¡Qué tristes personajes manejan lo hilos del ciclismo!

Azucar, los periodistas no son culpables de la existencia de tanto desaprensivo. Es más, la única culpa que tienen es por no contar todo lo que saben.

Saludos del Tempra, me encanta tu blog :)

Ludwig dijo...

Ahí ahí, Tempra, los periodistas saben más de lo que cuentan, que luego en privado bien que largan

Sergitoloko dijo...

Personalmente considero un grave error vincular el dopaje tan directamente con la drogadicción, un error gravísimo, explico mi punto de vista:

-En primer lugar, no hay que olvidar que muchos deportistas se dopan con el fin de ser mejores deportistas, no digo todos pero si muchos, se dopan para llegar más lejos, para ganar más, y por ello pasa evitar el consumo de drogas perjudiciales para la salud, que también lo son sustancias dopantes como la EPO claro está, pero a largo plazo, porque a corto plazo lo único que aseguran es un mejor rendimiento, cosas que las, digamos "drogas malas" pues...
Ese es el primer aspecto, un buen profesional no se drogaría con cosas que directamente contribuyen a mermar su rendimiento, a Ullrich le cazaron de coqueteo con las drogas en una discoteca hará unos años muestra de su falta de profesionalidad tan evidente, por poner el caso.

-Y en segundo lugar, personalmente bajo mi punto de vista la culpa la tiene el dinero, sí el dinero, eso que en muchos casos se trata de chavales de pueblo que al llegar a determinado punto habiendo pasado a ser eso que llaman nuevos ricos, al meterse de lleno en otros ambientes habiendo pasado a ser personas pudientes económicamente pues...enfin, lo que le pasa a todo el famoseo en este país, hablo de ese tan patético famoseo de los sábados noche en determinados canales de televisión, el dinero a veces lleva por el mal camino... este es mi teoría, aunque está claro que luego entran en juego otros muchos factores como el del ambiente que a uno le rodea y demás, pero sin dinero no se va a ningun sitio.

No estoy cortando cualquier tipo de conexión entre el dopaje del ciclismo y la drogadicción porque de algun modo la hay, pero de algun modo bastante remoto, siendo para nada el dopaje la antesala anterior a esta adicción a drogas, valga la redundancia "de las malas".
Además, en cuanto a lo que la mención al tema antidepresivos respecta, que ciclistas con problemas los usaran no me hace establecer ninguna relación con el dopping, si no mas bien a situaciones de la vida desfavorables, como lo son pues en este caso malos momentos en el aspecto laboral, o ya sea en asunto de divorcios y aspectos por el estilo tan recurrentes como estos, y esto le puede pasar a cualquier persona de a pié, sea cual sea el color de la sangre, aunque sea de algun modo "azul" como hemos podido ver hace unos meses.

Un saludo.

Masten dijo...

Gracias por los comentarios.

En cuanto al último comentario, hay que tener en cuenta lo que decía Manzano en su famosa aparición en el AS: las sustancias dopantes crean una adicción de la misma manera que lo hacen las drogas. El mismo Manzano cuenta como tuvo que recurrir al Prozac para quitarse ese 'mono' que tenía. Por ahí pueden ir un poco los tiros de esa relación. Cuando un ciclista deja de competir y, por tanto, de doparse, esa adicción que se tenía se tiene que ir por otro lado.