jueves, 26 de julio de 2007

Hipócritas somos, y en el camino nos encontraremos


Vaya momento elegí para escribir mis sensaciones sobre el Tour, el Tour de la verdad, el Tour de la esperanza. La bomba el positivo de Vinokourov, desde mi punto de vista, ha arrastrado al hasta anoche, líder del Tour de Francia, el danés Michael Rasmussen. Ayer se disputó la etapa reina, con llegada en el Aubisque, pasando por España, concretamente por Larrau (en otros tiempos, puerto tumba de los Indurain y los Mapei, Rominguer y Olano), para subir después Pierre St. Martin, el puerto cicloturista Marie Blanque (algo más duro de lo que me pensaba) y terminar en el Aubisque (puerto más suave de lo que me esperaba). Etapa bastante descafeinada desde mi punto de vista, quizá por el cansancio del madrileño Contador, donde solo un valiente Sastre (demasiado tarde, en la última etapa posible) puso algo de aderezo a la siesta que muchos se pegarian delante de la tele (un servidor hizo un par de amagos con sendos cabezazos). Ganó y humilló Rasmussen. Porque considero más humillación ver que un ciclista no te mete varios minutos porque no quiere, que que te los meta realmente. Contador hizo varios intentos, en los que Rasmussen le contuvo con tremenda facilidad, para después, en menos de un kilometro, meterle más de medio minuto. Leipheimer está terminando el Tour muy fuerte, y llegó por delante del madrileño. Evans en su linea, Sastre fundido, Zubeldia de menos a más en la subida, y el nuevo portento de la naturaleza (uno más en el ciclismo) el colombiano Soler, dejando a todos, menos lo 4 primeros, después de haber ido fugado todo el día con Sastre. Valverde y Pereiro en su sitio, con el gallego a mejor nivel que en los Alpes. A Arroyo se le ha hecho largo el Tour, después de su decente Giro. Esta es la historia de una etapa, que tenia la incertidumbre de un nuevo positivo por testosterona, anunciado por el Tour, pero del que no se quiso dar nombre. Y el ciclista en concreto fue Moreni, otro veterano que pondrá final a su carrera, con la imagen de ser detenido por la gendarmería francesa en la misma linea de meta. Lamentable. Considero que hay otras maneras de hacer las cosas. Cofidis fuera del Tour (emulando a Astana), después de ser los principales participes de la sentada de ayer (Moreni entre ellos). Ya ven, es el ciclismo.

Por la noche, a eso de las 23 de la noche, saltó la bomba. Rasmussen estaba fuera del Tour. Rabobank decide apartarlo (y suspenderlo) por saltarse el código interno del equipo. Más en concreto, por mentir acerca de su paradero en el momento en que la federación danesa le requirió para pasar unos controles antidopaje. La versión oficial es que, segun Rasmussen, se encontrabe en Mexico, y la teórica verdad, es que estaba entrenando en los Dolomitas. Para más inri, el que ha destapado la verdad ha sido Davide Cassani, comentarista de la RAI (digamos que es el Perico de la RAI) junto con Bulbarelli. Al parecer, y durante la emisión de ayer de la RAI, Cassani hizo un comentario acerca de Rasmussen. Según el ex-corredor italiano, mientras él estaba un día cerca de los Dolomitas, más concretamente, en una casa que tiene en plena ascensión al Fedaia (para los aficionados al ciclismo, la temida Marmolada), de repente, en un día de perros, con mucha lluvia, vió a un ciclista hacer la ascensión con una velocidad de vértigo. Ese ciclista era el danés Michael Rasmussen. El ciclista se paró a hablar con Cassani, y el danés le comentó que llevaba ocho horas entrenando, y que subia el Fedaia como colofon del entrenamiento. Durante la retransmisión de ayer de le RAI, Cassani ensalzó la figura de Rasmussen contando esta historia. Y esta historia es la que ha llevado a Rabobank a hacer sus cálculos, y a retirar a Rasmussen por mentir. En la etapa de hoy, Cassani era la persona a la que buscaban todos los medios. La RAI lo ha protegido de esa acometida de periodistas. Segun se comenta, Cassani está hundido. Cosas así solo pasan en el ciclismo. Rabobank, dirigido por Erik Breukink, todo un ejemplo de limpieza donde los haya (...), deja comenzar el Tour a Rasmussen, para, cuando tiene la victoria en el bolisllo, retirarlo por una mentira. Insisto, Rabobank, la UCI, y el Tour (que se posicionó en favor del danés cuando saltó el escándalo), sabian de esta espantada de los controles del danés, pero hicieron la vista gorda. Hipocresia pura y dura. Después del positivo de Vinokourov, se ha creado un ambiente hostil, que ha llevado a Rabobank a sacar de la carrera a Rasmussen por las razones ya mencionadas. Hipocresia pura y dura del equipo holandés, que le deja comenzar la ronda y ahora, lo saca. Nadie duda de que pie cojea Rasmussen, pero pienso que Rabobank se ha cubierto de gloria. Igual que Vinourov. Dentro del mundo de las excusas por dopaje, en las que hemos visto desde perros, hasta suegras, Vinokourov nos ha dado una nueva en lo que a transfusión de sangre se refiere. Segun el kazajo, su caida le pudo haber producido un coagulo que pudo alterar su sangre. Es igual de original que la del hermano gemelo de Tyler Hamilton. Nuevamente, hipocresia pura y dura.

Y es que esa palabra, va ligada al mundo del ciclismo. Empezando por los propios corredores, siguiendo por los equipos, y terminando donde no se tenia que acabar nunca, en periodistas y aficionados. Lo de los periodistas es alucinante. Muchos tienen una doble moral alucinante. Son capaces de un dia alabar a un ciclista, y al dia siguiente mandarlo al infierno. Como sino tuvieran ni puta idea de como va este mundillo. Y al contrario igual, ciclistas a los que acusan de supuesto dopaje, despues se bajan los pantalones de una manera tremenda. La mayoria del periodismo (en teoria especializado), son puros peleles en manos de a saber quien, y donde, artículo tras otro, demuestran lo manipulados que pueen llegar a estar, además de demostrar una hipocresia tremenda. Lamentable. Pero lo peor de todo, es que esta corriente ha llegado a los aficionados. Aficionados forofos, los cuales el lunes idolatran a Vinokourov y, un dia después, lo condenan al infierno. Como si no se supiera desde hace infinidad de tiempo de que pie ha cojeado el kazajo. Un corredor que comenzó en el Casino de Rodolfo Massi, y que el año pasado acabó en el equipo Liberty de Manolo Saiz, donde el Gordo sabemos de sobra como se las gastaba con sus corredores. Eso si, cuando se le ocurre hacer un comentario a un servidor, la respuesta unanime de los aficionados es que Vinokourov iba limpio y no estaba en la Operación Puerto. Pues no se que narices hacia Saiz con ese monton de bolsas de sangre que tenia preparadas para llevarse a la concetración pre-Tour del equipo Liberty. Concentración donde, misteriosamente (...), se encontraba Alberto Contador. Pero ojo, según lo que dice el madrileño, le pilló en el equipo inadecuado, en el momento inadecuado. Está claro Contador, pero cuando a un servidor se le ocurre preguntar el porque aparece una programación de dopaje de un tal Alberto Contador, en los documentos 3 y 31 incautados a Eufemiano Fuentes, al respuesta es que Contador no está en la OP. ¿Pero y esos documentos? Contador no está en la OP. Brillante e hipócrita respuesta. Los aficionados que catalogan de dopado a Rasmussen, vanaglorian a AC como si se tratara de un nuevo Dios de la limpieza. Hasta el aficionado se ha contagiado de la hipocresia de este deporte, donde muchas veces, el no saber nada del tema, y moverse por forofismos, hace que caigamos en los mismos errores que esos peleles que escriben en la prensa nacional. Es la realidad, la hipocresia y el forofismo barato ha llegado a la afición, esa afición que debería ser la más objetiva. Y es que el ciclismo tiene esto. Hipócritas somos, y en el camino nos encontraremos.

Xaby

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Acusando con el dedo no se consigue nada. Lo que importa: ¿Que hacemos para solucionarlo?

AZUCAR dijo...

Menos tonterias y mas soluciones para el ciclismo, un ciclismo mas moderno,mejor estructurado,nuevo,publicitario y un ciclismo que de a los ciclistas dinero el dinero que se merecen por luchar dando espectaculo en lo que es el deporte y esfuerzo fisico mas duro delo mundo.
Menos tonterias y mas protagonismo para los corredores, ellos son los que deben mandar, ellos son las estrella, estrellas de un deporte con demasiado numero de gilipollas.
UN SALUDO DE AZUCAR.

Sergio dijo...

Excelente post, una vez más.

sanjo dijo...

Me pregunto porke no trabajas en la policia sabiendo tanto, la verdad.
que hoy en dia to dios cree qe lo sabe todo...

miguel dijo...

hipocresia esa es la palabra, vencedores de tour de los que se dan medias verdades, altos cargos que no se preocupan por la "limpieza general", ciclistas cinicos, directores que deberian haberlo dejado hace años.
Ante todo una buena noticia: positivos de gente importante: por primera vez a los dopados se les pilla.
que ocurre que ullrich no se dopaba hace diez 5 años?, no se que pensar posibles controles de paja o encubrimientos a grandisima escala?
espero que las nuevas generaciones se den cuenta de que (esperemos) que a partir de ahora si se dopan daran positivo