domingo, 4 de noviembre de 2007

Falta criterio


Como todos los años, la revista Velo Magazine entrega un premio similar al surrealista Balón de Oro del fútbol, la llamada Bicicleta de Oro. En la propia web, el premio tiene tanta importancia, que resulta prácticamente imposible encontrar algo donde se hable de él en la propia web. Cosas de los franceses.

Hace unos días salió la lista de posible candidatos. Y, al igual que ocurre en el fútbol, deja un poco bastante que desear. En concreto los nominados son: Alberto Contadr, Oscar Freire, Fabian Cancellara, Tom Boonen, Stuart O'Grady, Stefan Schumacher y los italianos Ballan, Bettini, Rebellin y Bennati. Mi primera parada tiene lugar en el belga Tom Boonen. Ha cosechado 11 victorias, pero, salvo las dos del Tour, ninguna de relumbrón. A saber. 4 en Qatar, una en Andalucia, las semiclásicas belgas (Kuurne, A través de Flandes y el E3 en Harelbeke) y una etapa en la Vuelta a Bélgica. Ningun podio en las pruebas reinas del adoquín (donde en Flandes le humillaron y en Roubaix no estuvo listo). Tiene el podium de San Remo y paremos de contar. Sin irnos muy lejos, Petacchi tiene 5 victorias en el Giro, 2 en la Vuelta y la Paris Tours, aparte de un puñado de victorias menores. Otro nombre que podiamos tachar de la lista es el de Stuart O'Grady. Su palmarés en esta temporada se reduce a una única victoria, si bien, muy importante, la París Roubaix. Esto demuestra que carreras cuentan con un plus especial para valorar al, en teoría, mejor ciclista del año. Demasiado poco bagaje ya que, sin irnos más lejos, Damiano Cunego ha conseguido cosas similares, lo que viene a ser ganar un Monumento. Y el caso más flagrante es el de Stefan Schumacher. Una etapa en Tirreno, la Amstel, el podio del Mundial y San Se Acabó.

Y si resaltamos las sorpresas de los candidatos, más hay que resaltar las ausencias. La más increible y la más escandalosa, es la ausencia de Danilo Di Luca. Ganó el Giro de una manera sensacional y a eso hay que sumarle un Monumento como es la Lieja. Solo con eso, tiene más méritos que lo que hiciera Lance Armstrong en 2004 para llevarse el premio. La rumorología lleva a pensar que el italiano no ha sido incluido por sus problemas de dopaje. Mismos problemas que han tenido AC, Paolo Bettini (la carta sin firmar todavía) o Stefan Schumacher (valores anómalos, juerga y accidente de coche). Pero bueno, no importa, siempre ha habido ciclistas y ciclistas, a unos se les condena y se les mira mal y otros campan a sus anchas. Es la ley de este nuevo ciclismo, donde hay clases y donde, depende de quien seas y como te llames, se te trata de una manera u otra. A la ausencia de Di Luca, podemos unir también la del australiano Cadel Evans, "ganador" del Pro Tour. Aunque esta ausencia podríamos discutirla más, ya que no tiene victorias (salvo la broma de Pekín) esta temporada, aunque posee un excepcional puestometro (mismo puestometro que le dió el segundo puesto a Zabel en 2004, con Freire ganando en San Remo y el Mundial). Y por último, quizás podriamos haber incluido también a Menchov, con uan gran Vuelta y buenos puestos en carreras Pro Tour.

En definitiva, estos premios nunca dejan conforme a todos (salvo años fantásticos, como el de Tom Boonen en 2005), pero lo mínimo exigible debería ser un poco de criterio, y que todos sean medidos por el mismo rasero. Esto es difícil en los tiempos que corren, pero se supone que los periodistas deben tener un mínimo de objetividad. Aunque viendo la de muñecos que tenemos en este país, no me extraña que por ahí haya lo mismo. Probablemente (y lo digo de antemano) no esté conforme con el resultado final del premio (lo comentaremos en su momento) pero creo que todos deberiamos exigir (insisto) algo de criterio a la hora de evaluar méritos y deméritos de los ciclistas a lo largo de la temporada. Así está el ciclismo. Falta criterio.

Xaby

6 comentarios:

Karpas dijo...

Si esta es la portada de la revista, creo que ya sabemos el resultado, no??

Yo sin tocar temas de dopaje se lo daria al suizo del CSC.

Saludos!!

Anónimo dijo...

Ante tanta mediocridad, yo creo que a Freire.

Arturo dijo...

Por fin he tenido tiempo de leer todos tus post desde que empezastes el Blog, enhorabuena por tu blog Xaby! Te leo desde hace un par de meses por recomendacion de Sergio (ya he visto que muchos de los de su blog tambien te leen).

Respecto al post ultimo yo creo que Ballan es el que ha ganado mejores carreras: un monumento como Flandes, una gran clasica como Hamburgo y ademas los 3 dias de La Panne.

Un saludo a todos y sigue con el buen trabajo Xaby.

Vier dijo...

Buen análisis, sí señor. Para mí, el premio debería ser para Cancellara, pero me huele a Bettini.

pitista_parisino dijo...

La seleccion y la eleccion se hace no solo con periodistas de Velo Magazine sino tambien con "colegas" extranjeros.El de Brussela es muy conocido pour su "lobbying" pro-Belga. El año pasado ademas de Boonen, vimos a un Philippe Gilbert de casualidad... Eso demuestre tambien que la belguissima actitud de nuetro amigo supera a la secession entre Flandes y Valonia.

Masten dijo...

@karpas: la revista es del año pasado. Cuando se conoce el ganador, entonces sale en portada.

Al resto gracias por los comentarios y apuntes. Personalmente, me quedaría con Rebellin, por su regularidad (aunque le faltan triunfos).

Un saludo.