jueves, 25 de octubre de 2007

Como agua de Mayo


Después de (para mi un poquito casposa) Lombardía, está siendo una semana movidita principalmente por el tema Mayo. Como bien sabeis, el otro día la Federación (si, esa gran Federación que tenemos) soltó un bulo, lo cual hizo que la prensa casposa (más que Lombardía) que tenemos, aireará a los cuatro vientos que el corredor había dado negativo en el contranálisis y que estaba libre de toda culpa y listo para competir. Nada más lejos de la realidad.

Iban Mayo nació en Agosto del 77, y se crió en un minúsculo pueblo llamado Iurre, en el Valle de Arratia. Desde bien pequeño dió muchas muestras de que valía para esto. Su priemr éxito internacional le llegó en el Mundial junior del 95. Los italianos rompieron la carrera, y solo un tremendo respeto entre ellos le permitió a China ganar aquel mundial, siendo Basso segundo y Nocentini tercero. Inalcanzables para todo. Menos para Mayo. El vasco fue el que más cerca estuvo de ellos y fue el mejor 'del resto', acabadon 4º. Empezaba su época amateur y le fichó Banesto, el año de la 'derrota' de Induráin. Después de dos temporadas sin grandes victorias, Sabino Angoitia lo recultó para Baqué. Allí aumento su nivel, hasta tal punto que, en su segundo año en Baqué (y último com sub23), consiguió doce victorias, algunas tan prestigiosas como Camargo, etapa y general en la Vuelta a Alicante (aquí con exhibición incluida), dos etapas en la Bira o la Vuelta a Zamora. En total, 12 victorias, que le convirtieron en el mejor ciclista del año, superando al asturiano Samuel Sánchez, a los vascos Juanma Gárate, Gorka Arrizabalaga y Josu Silloniz. y al cántabro José Iván Gutierrez. Eso si, pasó a profesionales (de la mano de Euskaltel, junto con Samuel Sánchez) con la espina clavada de no haber podido ganar el Valenciaga (fue segundo tras Paco Lara), la carrera con la que siempre había soñado.

Su paso a profesionales fue en progresión ascendente), bien dirigida por el médico-manager de Euskaltel, Jesús Losa. De no hacer nada en el año 2000, el año 2001 empezó a destaparse, con victorias en tierras francesas, a cada cual mejor y más sorprendete. Ganó Midi Libre a finales de Mayo, desbancando al suizo Montgomery y al francés Salmon. Dos semanas después, vivimos uno de los primeros bochornos-heroicidades del vasco. Ganó la Clásica de los Alpes, al mismisimo Armstrong, y atacando a 120 kilmetros de meta. Su trio de triunfos lo completó ganando la etapa reina de Dauphine (la típica del final en Briançon subeindo Galibier) a Tonkov y al mejor Moreau. Completó un año genial siendo 11º en la Vuelta de las bielas de Casero. Al año siguiente, en 2002, una lesión de rodilla le trunca su preparación. Hace un Tour discreto y cuaja una sensacional Vuelta a España, siendo 5º tras Aitor González (...), Oscar Sevilla (...), Joseba Beloki (...) y Roberto Heras (...).

Llega 2003, el año de su explosión. Muy fuerte desde principio de temporada, se empieza a mostrar en la Semana Catalana. Poco después, revoluciona el País Vasco, con victoria y tres etapas en la carrera de su casa. Tuvo que pelear el triunfo ante el estadounidense Tyler Hamilton, el cual le venció poco después en la Lieja Bastoña Lieja (en la cual Mayo acabó segundo, siendo su debut en esta carrera). Descanso hasta Dauphine, dodne consiguió poner en jaque al todopoderoso Lance Armstrong. Ganó la etapa que llegaba a Morzine, tras subir la Ramaz, pero aun estaba lejos del americano, tras su pérdida de tiempo en la crono. Entonces intentó poner en apuros al americano... y lo consiguió en la siguiente etapa. Lo soltó en el Galibier, pero le recortó tiempo en el descenso hasta Briançon, con lo que acabó segundo en la general, ganando todos los maillots secundarios. Después, el Tour que todos recordamos, con la victoria en Alpe d'Huez, el sexto puesto en la general y la caida junto con Lance subiendo Luz Ardinen. En 2004 preparó el asalto definitivo al tour. Con un nivel de pruebas dignas del Valverde de Kelme, con victorias en la Clásica de Alcobendas, Subida al Naranco (con record de tiempo en la ascensión) y Vuelta a Asturias, tras cabalgada antológica para vencer en Oviedo. Su típica exhibición en Dauphine (con record de escalada al Mont Ventoux) le presentaban en la salida del Tour como el gran rival de Lance Armstrong. Ese Tour fue el comienzo de su fin.

El caso Cofidis saltó a la luz en 2004, donde todo el equipo estuvo en entredicho (Gaumont acusó a todo el equipo salvo Moncoutie y Janek Tombak). David Millar fue descubierto con jeringuillas con EPO en una redada policial y el británico (residente en Biarritz por aquel entonces) acusó directamente a Jesús Losa, ténico y preparador personal del nucleo de Euskaltel. Esto hizo que el médico fuera apartado de la estructura. Allí empezó la cuesta abajo de Mayo. Mayo nunca ha vuelto a ser, ni será, aquel corredor que maravilló en 2003 y la primera mitad del 2004. Su separación de Losa, fue su fin. El propio Losa comentó a Carabias en ABC que Mayo, al fin y al cabo, hacia lo que todos los demás. Una mononucleosis y una caida en el tour de por medio, y se acabó Mayo. Un 2005 lamentable hasta que vuelve a ser noticia en 2006.

Y es noticia en 2006, porque hay unos preciosos e inservibles (gracias a nuestra Federación) documentos, en los que aparece el nombre del vasco claramente escrito, con una suma a pagar a Eufemiano Fuentes, en la famosa trama conocida como la Operación puerto. Al poco del estallido de la OP, Mayo se da un baño de multitudes ganando en Dauphine en la llegada a la Toussuire (después de una fuga con Valverde), después de haber sido segundo un dia antes en Briançon. llega de nuevo al tour con ganas de agradar. A las primeras de cambio, cede subiendo el Soudet, y nos proporciona un espectáculo bochornoso tras recriminar a un cámara. En Agosto vuelve por sus fueros, y en una semana gana en las lagunas de Neila (el día del desmayo de Contador) para hacerse con la general de la Vuelta a Burgos, y la Subida a Urkiola. Un paso no muy destacado por la Vuelta y nada más.

Y llega 2007. Después de que se hiciera pública su ficha, de 600.000 euros, el corredor abandona Euskaltel y se va con el que, segun el propio ciclista, ha sido su mejor director, Sabino Angoitia. Su temporada en Saunier se reduce a su buena victoria en fuga en el Giro y al decente Tour (segundo en la etapa de Tignes). Después, todo lo que ha acontecido. Primero, su testosterona por las nubes en el Giro. Luego, el positivo por EPO. Mucho tiempo para que supieramos de su contranálisis, y cuando sabemos algo, la Federación se encarga de soltarnos una mentira. Los dos contranalisis de Mayo (en Gante y Sidney) han dado un resultado no concluyente. Es decir, con esa muestra, el laboratorio no peude dictaminar si es un positivo o un negativo. Segun el reglamento antidopaje de la UCI, el positivo se anula cuando hay negativo en la muestra B. En este caso, no la ha habido, por tanto, y por mucho que se empeñen los abogados del vasco, Mayo, a día de hoy, sigue siendo positivo y sigue sin poder competir. Desde la Federación han archivdo el caso, sin ni siquiera molestarse en leer el reglamento de la UCI y anunciando un negativo a los cuatro vientos. Nada más lejos de la realidad. El caso va para largo, porque la UCI quiere volver a analizar la muestra, para asegurarse (para bien o para mal) de lo que pueda ofrecer un nuevo análisis. Mientras tanto, Mayo se emborracha en los bares, monta jaleos y fuma en locales donde está prohibido. También comenta que ha estado entrenando para competir y se empeña en airear su inocencia (cosa que aun hace Landis e hizo Heras en su momento) en voz alta. Conforme está el asunto, yo creo que lo tiene difícil. Aunque ese capote que la Federación le ha echado (cosa que solo hace con algunos ciclistas) le vendrá muy bien. Tanto como agua de Mayo.

Xaby

8 comentarios:

Sergio dijo...

Muy buen post-resumen, pero lo que más me ha gustado ha sido el enlace.

xabier dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Mayo lo tiene mal.
De todas formas, es destacable la lucha que ha emprendido en todos los frentes el ciclismo español a favor de la presunción de inocencia y en contra de la UCI, en la prensa, con multitud de artículos incalificables, en el gobierno, con relaciones peligrosisimas tipo Valverde, en la justicia, con inconstitucionalidades varias... no se, pero la cosa se está poniendo complicada para el ciclismo español en el mundo. A mí me parece un suicidio, pero el tiempo dirá.
Estoy buscando un artículo de Urraburu donde hablaba que la relación entre Angoitia y Mayo ya no era tan buena, pero no lo encuentro. Una pena, porque dejaba muy claro cómo funciona esto, como se sacrific al ciclista por el bien del ciclismo.

Karpas dijo...

Pues hasta Mayo o mas, no sabremos si se ha sacrificado este ciclista por el bien del ciclismo, porque si nos tenemos que fiar del diario deportivo con nombre de marca, TV y compañia vamos listos.

Un saludo, y gracias por el enlace del post que no tenia yo muy claro el asunto Millar-Losa.

Spirit dijo...

¡Jo!. ¡Vaya un post!. Al pan, pan y al vino, vino. El enlace es muy bueno. Me cae bien Carabias...

No se puede estar mas acertado. Los dias del ciclismo patrio de primer nivel estan contados. Y nos quedan pocos, muy pocos.

¡Brillante el post!. Muy bien escrito.

Anónimo dijo...

ASTURALIA.
Enhorabuena. Te leo desde hace algun tiempo en el que Sergio colgo tu direccion y siempre encuentro acertados tus post. El de hoy francamente bueno, poniendo en su sitio a cada uno. Me reconozco un seguidor de Iban, engañado como tantos otros, y de sus demostaciones, que tambien recoges, en aquellos momentos. La cronologia cojonuda. Y comulgo con los de mas en el asunto del enlace. Que bueno lo de: " Se necesita la ayuda de un masaje y otras cosas que siempre han acompañado al ciclismo". Tampoco cocnocia el fisico de este personaje, y no se porque cuando me hablan de este tipo de "doctores Mengele" siempre les pongo cara de tipos sexagenarios casposos y un tanto "dc. Francostin", pero por lo que veo en la foto nunca mas lejos...
Gracias por tus post y enhorabuena.

Vier dijo...

¡Excelente artículo!

Masten dijo...

Gracias por los comentarios.

Un saludo.

Opinion Ciclista dijo...

En resumen: Fatalismo