lunes, 18 de febrero de 2008

Olé, olé y olé!


En el ciclismo, como en la vida, uno ha de saber hasta donde puede llegar y lo que es capaz de hacer. Eso sí, siempre hay que intentar superarse. Siempre intentar ir a mejor. Siempre confiando en tus posibilidades. Y ayer, José Antonio López Gil, el 'Malagueta', de San Pedro de Alcántara y de 31 años, se superó a si mismo y a su leyenda negra en cuanto a su casillero de victorias.

Transcurría la primera etapa de la Vuelta a Andalucía, que separaba Benahavis y Álora, en la provincia de Málaga. López Gil, sabedor de sus nulas posibilidades de victoria peleando de tu a tu con el resto de ciclistas del pelotón, emprendió una fuga, fiel a su tradición de rodar en solitario (más de 1500 kilómetros escapados la temporada pasada, equivalente a más de una vuelta de una semana), junto al jóven francés, amante del barro, Clément L'Hottelerie. Tantas veces, tantos intentos, y por fin, en la temporada que es su sexta como profesional, consigue la tan ansiada victoria que llevaba buscando años. Y lo hizo a su manera, con la forma que tiene para entender el ciclismo. Soltó a L'Hottelerie en una rampa final terrorífica (digna de Monumento), para alzarse con la etapa en su tierra y con el maillot de líder, que ha perdido hoy.

Culo inquieto, que podríamos calificarlo. Ese tipo de corredor que no aguanta en el pelotón tranquilo. Que se deja ver, que lucha, que pelea. Le costó pasar a profesionales, y fue Unzue quien lo rescató para ibanesto.com, a pesar de haber conseguido varias e importantes victorias en el campo amateur (en Extremadura o en la Ruta del Vino) con Ávila Rojas. El pescador de pulpo, el cual decidió pasarse al ciclismo viendo lo bien que le daba al hidropedal, estuvo escapado en su debut en profesionales nada más y nada menos que 200 kilómetros en la Milán San Remo, dándonos a conocer lo que sería su carrera como ciclista. Ayer, el Malagueta por fin obtenía recompensa a tanto esfuerzo, durante tantos años. Practica el otro ciclismo, el de corredores no tan capacitados para ganar, pero luchadores hasta la extenuación. Y ayer, el mundo del ciclismo, copiando los cánticos de la Plaza que lleva el nombre del apodo del corredor, gritó: Olé, olé y olé!

Xaby

3 comentarios:

LaIn_CoUbErT dijo...

Grandisimo corredor el malaguetas,la verdad es que se merecia una etapa.Bye

Infierno del Norte dijo...

Veremos a ver si el pasaporte biológico sirve para algo y deja de haber 2 marchas en el ciclismo!!

Yo creo q este tipo de corredores serán los beneficiados!!

Masten dijo...

Gracias por los comentarios. Un saludo.