viernes, 5 de octubre de 2007

Los buenos consejos de Ferrari


Después de ver el otro dia el Mundial, y ver la exhibición italiana, quitando a los Bettini y Rebellin que son los 'capos', destaca un hombre y un nombre por encima de todos. Nacido hace ahora 36 años, en Rovereto, a los pies de los Dolomitas. Una ciudad totalmente estancada desde hace 20 años y donde destaca sobremanera la figura del filósofo italiano más importante durante el sigol XIX, Antonio Rosmini. Nuestro protagonista pasaba sus tardes de juegos en la plaza que acoge el impresionante castillo del Buonconsiglio (buenconsejo), lugar donde se celebrara el Concilio de Trento allá por el siglo XVI. No es otro que el italiano de Selle Italia, Alessandro Bertolini.

En una familia con tradición ciclista, Alessandro es el mayor de tres hermanos profesionales. Después de ser un junior destacado (fue bronce en el Mundial del 88), no consiguió un buen equipo cuando pasó a sub23. Tuvo dos año duros, hasta que llegó Zalf para rescatarlo. Zalf es la antesala de Lampre y practicamente todas las figuras italianas (y algunas extranjeras) han pasado por esta estructura (Faresin, Fondriest, Pianegonda, Bruseghin, Figueras, Savoldelli, Basso, Palumbo, Stangelj, Ferrara, Arvesen, Ballan, Moletta, Scarponi, Cunego, Pietropolli, Sella, Zaugg, Pozzovivo, Gatto), aunque luego hayan dado el salto a otros equipos. Zalf es un equipo que siempre ha garantizado éxito a sus corredores, y más de 20 años después, todavía lo sigue haciendo (el dato este año es demoledor, de 138 dis de carrera disputados, han conseguido 34 victorias, es decir, 1 victoria cada 4 días de carrera). Su estilete este año es Simone Ponzi, que pasará con Lampre en 2009, y famoso en Italia por sus problemas con el doping siendo junior. Bertolini llegó a Zalf en el 92, donde la estrella del equipo era Paolo Lanfranchi y, en menor medida, 'El Pistolero' Mariano Piccoli. Ese mismo año, fue campeón sub23 italiano, devolviendo así la confianza que habían depositado en él. Con Piccoli y Lanfranchi ya en profesionales en el año 93, Bertolini asumió el mando como hombre fuerte de Zalf. La temporada no le fue mal, aunque no fue espectacular. Al giual que sus contemporaneos Lanfranchi y Piccoli (pasaron de la mano a Mercatone, para luego irse, también de la mano a Brescialat), no pudo dar el salto con Lampre. Fue Carrera quien le dió la oportunidad (al igual que hicieran con Pantani), debutando como probador al final de 93, y con contrato al año siguiente.

A las órdenes de Boifava y Martinelli, pasó sus dos primeros año sin pena ni gloria, hasta que apareció Brescialat, donde recogian a todas las estrellas de Zalf. En el 96 firmó con ellos (compartiendo equipo con Garzelli y Velo), y consiguió su primera victoria como profesional en Elgoibar, el día en que Zarrabeitia le dió un disgusto a Indurain. Al dái siguiente fue segundo, manteniendo así el nivel, para acabar siendo 11º en la general al finalizar la prueba. Disputó el Tour, metiéndose incluso en el sprint el día que se llegaba a Gap con victoria de Zabel. El resto del año no cosechó grandes resultados. Al año siguiente se fue a MG. Bartoli, Simoni, Bettini, Baldato, Copolillo, Tossatto, Casagranda. Un plantel lleno de muy buenos italianos, dirigidos por Giancarlo Ferretti. Dos victorias ese año, un sprint (por delante de Svorada) en el Giro de Cerdeña y la París Bruselas. Eso no le valió para seguir en MG, y pasó a un Cofidis italianizado (Casagrande, Lelli, Fondriest). Allí se encontró con un equipo lleno de dopaje, cuando en Francia aun deambulaba la barra libre. Su compañero Rinero fue 4º en el Tour el escándalo y ganó la montaña y otro compañero, Bobby Julich, terminó en el podium. Fue el Cofidis de la mentira. Gaumont, sancionado ese mismo año, terminó por cantar 'a lo Manzano' cuando fue imputado en el caso Cofidis. Después, y ante el juez, de todos sus años en Cofidis, solo confesó no haber visto doparse a David Moncoutie y al estonio Janek Tombak. Bertolini renunció a Cofidis. Nuevo año, nuevo equipo, esta vez Mobilvetta. Había dejado atrás unos años en equipos grandes y con poca brillantez para intentar liderar un equipo más pobre. Dirigido por Franco Chioccioli. No hizo mucho para ser el teórico líder del equipo. Una victoria en el Tour de Schynberg unicamente. Entonces irrumpió en el ciclismo la marca Alessio. Patrocinó al antiguo equipo Mobilvetta y reforzó el equipo gradualmente. Allí quedó asentado Bertolini durante las siguientes 5 temporadas, desde el año 2000 hasta el final de la temporada 2004. Apenas cinco victorias en ese periodo. Una etapa de maratoniana de la Carrera de la Paz (en el 2000), el Circuito de Getxo (en el 2001) y el Giro del Piamonte (2003) y etapa y general del Giro di Lucca (2004). Aunque en el cómputo global hizo un buen año 2004, quedando incluso segundo en una etapa del Giro.

Y llegamos al que, posiblemente, es el año clave en su carrera. Con la desaparición de Alessio, firma por Domina Vacanze. A la misma vez que Bertolini, también llega a Domina un personaje clave en la trayectoria más reciente de Alessandro, Gianluigi Stanga. Stanga tiene claras sus pautas (las mismas que siguió después con Milram), un equipo con italianos de nivel medio, apuntando a alto (Cadamuro, Celestino, Lorenzetto, Furlan), un buen número de jóvenes prometedores (Ghisalberti, Grivko, Visconti, Solari, Jurco, Iglinskiy) y unos pocos veteranos (en la época de Milram más). Un día, Stanga le dice a Bertolini que le va a presenatr a un amigo suyo. Ese amigo es el doctor MIchelle Ferrari, afamado médico deportivo. Bertolini se pone entonces en manos del doctor. Después de una temporada bastante discreta (aunque consigue una de sus mejores victorias como profesional en la Copa Sabattini) a Stanga no le convence y no lo quiere para Milram. Acaba en Selle, pero no rompe su relación con Ferrari. Poco a poco, va ganado en confianza, consigo mismo y con el doctor. En 2006 dos victorias (etapa en la Sarthe y la Copa Agostini) y buenos puestos en semiclásicas italianas. Su (quizá) mejor temporada (bastante pareja a la de 2004) hasta entonces, a los 35 años. Pero la explosión estaba por llegar. Bien es sabida su trayectoria este año. 5 victorias (4 en semiclásicas italianas) con dos segundos puestos, en uno de los meses más alucinantes que se recuerdan en la época moderna. Eso le vale la llamada de Ballerini para el Mundial, donde hace, para mí, la mejor carrera de todos los participantes (con permiso de Kolobnev). En los cortes, tirando. Solo le faltó disputar. Una fuerza tremenda. Fue uno de los días de su vida. Bertolini está siendo esta temporada una de las obras maestras de Ferrari, capaz de ganar tres mundiales contra el crono con Rogers, y capaz de hacer una semana espectacular en Ardenas con Patrik Sinkewitz. Alessandro vive una segunda juventud. Una primera juventud donde disfrutaba alrededor del castillo de los buenos-consejos y una segunda, la de ahora, donde también disfruta de los buenos consejos. Los buenos consejos de Ferrari.

Xaby

6 comentarios:

Juan dijo...

Genial artículo.

¿podrias indicar todos los corredores que se sabe que están con Ferrari? Tengo entendido que hasta Rasmussen se puso en sus manos antes del Tour.

AZUCAR dijo...

Bune post un saludo de azucar no puedo comentar nada porq no estoy puesto en este ciclista.
UN SALUDO DE AZUCAR Y VIVA EL CICLISMO.

Karpas dijo...

Estupendo post.

Hoy he visto en la tele la aun joven atleta Marion Jones como anunciava entre lagrimas su retirada tras admitir ante un juez que se habia dopado.

Si este veterano ciclista italiano algun dia se decide a admitir algo??? la edad para retirarse ya la tiene.

Esa lista que pide Juan no estaria nada mal??

Saludos!!

Audax dijo...

Muy buen post, Trento es una ciudad maravillosa y en Bici mejor.
Pero en este blog ronda el fantasma de don Sergius y la insidia por aqui y por allá!!!

pitista_parisino dijo...

Fenomenal post

que demuestre al final que un corredor de segunda clase puede disfrutar mas de les consejos de Ferrari : ya que no tiene la presion y el agenda cargado de los lideres

Masten dijo...

@juan: no es que te pueda decir toda la clientela que tiene (más que nada, porque no se todos los que van con él), pero si te puedo comentar, que la mayoría de positivos de esta temporada son suyos (Kessler, Sinkewitz, Bernucci, Honchar y, con más dudas, los kazajos).

@azucar: gracias, como siempre.

@karpas: la lista ya te digo que no conozco a todos. Pero se que lleva algunos italianos de equipos no Pro Tour.

@audax: no veo fantasmas por ningún lado yo.

@pitista_parisino: Ferrari es como todos los médicos, lleva a corredores punteros y a otro tipo de corredores. Eso sí, también tiene tarifas y métodos, como todos los médicos.

Saludos y gracias por los comentarios.