martes, 4 de septiembre de 2007

Covadonga, la cima de los rusos y de los fugados


Hoy empezaba a dilucidarse la general en la Vuelta ciclista a España. La caravana, llegada ayer a Asturias, se disponía a subir la "mítica" (para quien así lo considere) subida a los Lagos de Covadonga. Con salida inédita desde Langreo (la mayoría de las veces se sale desde Santander u Oviedo) se recorrían los 172 kilómetros sin dificultad alguna antes de la subida final (Delgado lo comenta en su columna en la edición impresa de Marca, destacando la ausencia del Fito).

No me sorprendió mucho el transcurso de la etapa, quizá lo que más las diferencias y el gran número de hombres descartados. Para mí, y después de hoy, la carrera se ha reducido a tres hombres. El primero, el que comenté antes de inciar la Vuelta, Carlos Sastre. Atacó mucho, dando muestras de que llega con un punto más que casi todos. Y no digo todos porque Menchov demostró estar al mismo nivel que el abulense, atreviéndose incluso a atacar, cosa que solo había hecho anteriormente en un par de etapas del Tour 2006. El tercero en discordia debe ser Evans, que deberá sacar el máximo rendimiento a una crono larga como la del sábado en Zaragoza, lugar donde realizó una exhibicón aquel burro convertido en caballo de carreras para la ocasión, Isidro Nozal, que, por cierto, va a fichar por Liberty Seguros. Camino de Portugal, que allí hay barra libre. De entre los tres favoritos nombrados, y presuponiendo que Menchov perderá gas conforme acabe la carrera (lo ha hecho en todas las grandes vueltas que ha estado delante), y que Evans parece un punto por detrás de lo que estaba en el Tour, me sigo quedando con Sastre como favorito para la victoria final, siempre y cuando siga la tónica de hoy, de querer distanciar a la gente. Hoy estuvo muy bien acompañado por el eterno Iñigo Cuesta y por un neuvo jóven que aparece en escena, Chris Anker Sorensen, que, después de estar en la fuga, ha realizado un trabajo muy bueno para su jefe de filas.

Una fuga que se formó pronto y que al final, fue tan peligrosa que propició la victoria de etapa de uno de los integrantes. Fue de más de 35 hombres, con nombres tan sonados como los del campeón belga Devolder, Juanma Gárate, Bertagnolli y Pellizzoti y con cuatro Caisse d'Epargne. Al ver que la fuga cogía muchos minutos, dos de los integrantes de la fuga (Chente y Erviti) del equipo francés-balear volvieron a la disciplina del pelotón para trabajar, imagino yo, que para Pereiro. Los fugados comenzaron los Lagos con 3 minutos sobre el pelotón, renta que le valió al ruso de Caisse Vladimir Efimkin para imponerse en solitario y vestirse de oro. Es su sexta victoria como profesional, destacando la general de la Vuelta a Portugal que consiguió en 2005 con Barloworld, gracias a una escapada. Igual que hoy. Aun así, al ruso se le ha pegado la misma palabrería que a su compañero Pereiro. En la rueda de prensa, y cuando le han preguntado que si no podría aguantar el oro, ha saltado con (cito textualmente) "También dudaron de mi cuando me puse de líder en la Vuelta a Portugal y al final gané, así que no descarto nada". A su vez, también ha recomendado el fichaje a Caisse de su hermano gemelo Alexander, alegando que tiene más potencial en él. Claro (piensa un servidor), lo demuestran sus brillantes triunfos en la Semana Lombarda y en el Giro del Capo. En fin, cosas de Caisse. Pereiro ha hecho una etapa dentro de sus posibilidades (que no son las de ganar la carrera) y ha sido el cuarto de los favoritos, dejándose unos 50 segundos con Sastre y Menchov. Marchante se ha dejado un minuto y veinte segundos (demasiado para alguien que se llenaba la boca de decir que tenía esta etapa marcada en rojo) y Samuel Sánchez, en su tierra, cerca del minuto y medio, entrando de la mano del "Follador". Karpets entró a 3 minutos de sus compatriotas y a 2 de los favoritos. De ahí para atrás, todos descartados. Grandes pérdidas de gente como Brajkovic, Dani Moreno, Luis León Sánchez (el peor de los capos de su equipo, ya que David López se defendió) o los accidentados Cunego, Carlos Castaño o Alberto Férnandez de la Puebla. En general, y salvando el eterno Piepoli (que sigue corriendo con sus valores anómalos, y seguirá dando exhibciones en la Vuelta), los Matxin Boys han estado bastante flojos. Y de los equipos invitados, sólo rescatamos a Ezequiel Mosquera, que venía de la fuga, y ha terminado noveno a minuto y medio de Efimkin.

La virgen de Covadonga ha visto hoy como llegaba a su cima una nueva fuga, como ya lo hiciera Eladio Jiménez (con todo el arsenal de Fuentes encima) en 2005 o como también hiciera el ruso Zintchenko en el 2000 (cuando Heras se vistió de amarillo con polémica tras finalizar la etapa empatado a tiempo en la general con Casero. Tonkov ganó en el 97 disputando con los favoritos (con el permiso y el regalo del por entonces líder y avasallador Zulle), pero se "fugó" el dia siguiente de la carrera (alegando una bronquitis un día después de ganar dos etapas en 3 días), como Saronni le prometió, para poder ver a su hija que nació el día de descanso de la Vuelta. Eso le costó el exponerse a una sanción, que al final no sucedió. Efimkin es, por tanto, el tercer ruso distinto (solo superados en este detalle por los españoles) que gana en las últimas 5 ascensiones a los Lagos. Y también fugado, como sus compatriotas. Si a eso le añadimos que hoy Menchov ha dado muestras de que puede ser el candidato número 1 a conseguir la victoria final, Covadonga se ha convertido en la cima de los rusos y de los fugados.

Xaby

4 comentarios:

Sergio dijo...

Gran post

xabier dijo...

Lo de Piepoli es muy irritante. este monegasco (qué chollo, no pagas impuestos y le corresponde a una federación del chichinabo sancionarte si haces algo) camino de hacer una vuelta a lo giro, pero sin lider por encima. Perderá minutada en la crono, pero en la montaña va a hacer lo que le plazca. Entre los cinco primeros no se lo quita nadie, y menos el presidente de la federación del principado.

Anónimo dijo...

Que opinion te merecen Edvald Boasson Hagen, Ciolek, Ulissi, Ignatiev y Gesink?

Te lo pregunte hace unos días, pero no me contestate.

Como siempre grandes articulos. Sigue asi.

TomBOONEN

Masten dijo...

@sergio: encantado de verte por aqui.

@xabier: no creo que Piepoli llegue a estar entre los 5 primeros, yo lo veo más en torno al décimo puesto. Eso si, con una etapa mínimo. No sabía el detalle de Mónaco... seguro que es vecino de Tom Boonen.

@TOMBOONEN: siento lo del otro post, habia pasado tiempo y pense que no lo leerías. A ver por partes:

Boasson Hagen: este año, a mi parecer, ha cambiado su manera de correr. El año pasado iba más en plan a lo bestia, a hacer exhibciones rodando sólo (el 90 % de sus victorias el año apsado fueron en solitario o con otro acompañante como mucho). En su momento lo comparé con Voigt. Este año parece que ha cambiado esa mentalidad, y se va pareciendo más a su compatriota Hushovd. Es más, me atrevería a decir que hasta ha ganado velocidad. La mayoría de sus victorias este año han sido al sprint. A la larga creo que le beneficiará este cambio.

Ciolek: dignisimo sucesor de Zabel. Siempre pensé que era un sprnter puro que se quedaba subiendo la rampa de mi pueblo, pero el Mundial del año pasado me hizo cambiar su imagen. Dentro de unos 4 o 5 años, si mantiene la progresión, estará en el top3 de sprinters del pelotón.

Ulissi: contando que pienso que lleva demasiada.. (llamalo como quieras, pero bueno, eso, ya me entiendes), es un rematador, un finisheur como diriamos en terminos ciclistas. Como era Valverde en sus años en Kelme. Lo típico que dices, ganó cuando quiero, como quiero y como me da la gana (a Bettini tambien se le han visto muchas así, la última el Mundial sin ir más lejos). El problema vendrá cuando se haga mayor y las ayudas médicas se igualen. Ahora mismo es el mejor junior de todos, pero contando que creo que no corre en igualdad de condiciones que los demás.

Ignatiev: otro Voigt. Muy buen croner, mucha fuerza para rodar. No llega al nivel de Cancellara, pero es de ese estilo. Típico tio que es capaz de ponerse en cabeza de pelotón a 3 kilometros del final y dejar de rueda a los perseguidores. Habrá que estar atentos a su evolución, por si se decide por tirar más a grandes vueltas (que no creo) o a ser un rodador nato y fuerte.

Gesink: vueltómano total. Quitando Thomas Dekker, no recuerdo en los últimos 10-15 años ningun holandés tan apto para las Grandes Vueltas. ¿El problema que veo? A ver hacia donde lo redirigen desde Rabobank. Recordemos que Boogerd empezó siendo un vueltomano de mucho nivel. En unos 4 o 5 años, candidato a las Grandes Vueltas.

Gracias por leer y escribir. Un saludo.