jueves, 20 de septiembre de 2007

Un extraño en este mundo


La Vuelta continua su camino hacia Madrid. Hoy, otra de las etapas que nos sabemos de memoria. Llegada a la muralla de Ávila, subiendo por el empedrado. Otro esperpento de la organización de la Vuelta, ya que cuando han llegado los que iban disputando, han doblado a un grupo que iba rezagado y al cual la organización ha mandado parar, como si se tratase de la bandera azul en F1. Para esos momentos, Luis Pérez Rodriguez, madrileño de Andalucia Caja Sur iba lanzado a por su cuarta victoria como profesional, tercera este año, y segunda en la Vuelta a España, después de ganarle el sprint a Sastre en Cangas de Onís en 2003. Por detrás ha llegado un grupo en el que no estaban ni Efimkin, ni el follonero Beltrán, ni Barredo como hombres más destacados de la general. Nuevamente ha sido hoy Sastre el que ha meneado el árbol. Y se han caido unos cuantos, eso sí, de los podridos. Aun así, no han caido todos, ni mucho menos. Mañana Abantos, otra llegada que nos conocemos de sobra. Todos encomendados a Sastre para que haya movimientos. Y ojo al Follador, que dudo que quiera irse de la Vuelta sin ganar. Es mi favorito para mañana.

La victoria de hoy justifica la Vuelta para Andalucía Caja Sur. Luis Pérez pasó a profesionales gracias a un tal Manolo Saiz, que lo vió ganar una etapa en el Circuito Montañés en el 94, y vió en el madrileño uno de los muchos diamantes en bruto que le gustaba pulir a Don Manolo. Profundo admirador del fallecido Antonio Martín, este madrileño no dudó en refugiarse bajo la tutela de Saiz. Los dos primeros años los pasó sin pena ni gloria, pero aun así, Saiz no le dió la espalda. Compartió equipo con Jalabert, Zulle, Bruyneel, Mariano Rojas o Mauri, todos ellos corredores a los que había hecho explotar Manolón. En su tercera temporada, "explotó". Hizo una sensacional Bicicleta Vasca (ganada por Olano), un muy buen Tour del Porvenir (acabó 4º, a 5 minutos de un dopadidisimo Laurent Roux) y buenas vueltas a La Rioja y Asturias. Saiz se frotaba las manos ante otro de sus chicos pordigio. Nada más lejos de la realidad. No cuajó. Dos temporadas en las que solo se puede destacar un cuarto puesto en el nacional del 99. A Saiz ya no le valía. Más cuando en ese tiempo Manolón conseguía meter a gente como Andrea Peron en todo un top ten del Tour.

Entonces fue Minguez el que lo rescató para Vitalicio. Coincidió con los hermanos Galdeano, con Hruska y con Rebollo, compañero suyo en sus inicios en ONCE. Rebollo, otro que tampoco se acopló a los planes de Saiz. Pero Mínguez lo martirizó. Lo tuvo apartado toda la temporada, y solo corrió 27 días. Otro año para olvidar, después de los dos últimos en ONCE. Y otro año donde dudaría en colgar la bici. Y entonces otro director español, Juan Fernández, acudió en su ayuda. Rebollo convenció al director de que el madrileño era válido. Y a última hora, lo fichó. Lo metió en una plantilla potentisima, con Beloki, Moreau, Madouas, Wust o Angel Casero, así como también su eterno amigo Rebollo, y un chaval luxemburgués que hizo con ellos el final de la temporada, un tal Frank Schleck. Sin ningún resultado destacado, fue fundamental en la Vuelta que ganó 'Bielas' Casero, acabando en un meritorio 14º puesto en la general, la mejor actuación de su carrera. Con la disolución de Vitalicio, Juan Fernández se lo llevó a Coast, un equipo alemán, con muchos españoles reclutados por Fernández. Casero, Beltrán, Escartín, Garmendia, Lara o David Plaza fueron compañeros suyos, así como Alex Zulle, con el cual se reencontraba. Esa fue su temporada de tiros al palo. En la Volta a Catalunya del bochorno de Coast (hicieron 2º, 3º, 5º y 7º en la general), perdió el srpint en Pal con Garrido, y en la Vuelta tuvo la victoria hasta en tres ocasiones al alcance. En Ubrique, lo cogieron a 50 metros de meta, con victoria final para 'me echaron algo en el cubata' Aitor González, con una clasificación llena de nombres para recordar (A. Gonzalez, Etxebarria, Di Luca, Casagrande, Mancebo, Millar, Mayo, Vinokourov, Sevilla, Beloki, Jeker o Camenzind). Al día siguiente, fue Lastras el que le privó de la victoria en Córdoba, y días más tarde, en León, en una fuga compuesta por 5 hombres (con dos Kelme como Botero y Quique Gutierrez y dos Coast, con el Propio Luis Pérez y David Plaza, más Aitor Osa), perdió el sprint con el colombiano Santiago Botero.

Comenzaba 2003, con el madrileño siguiendo en Coast. La llegada de Pevenage con Ullrich, y el cambio de patrocinio de Coast a Bianchi, hizo que muchos corredores salieran ese mismo año. Beltrán se fue a US Postal, Crhistensen a CSC, niki Aebersold a Phonak y Luis Pérez a Cofidis. En el equipo francés le dieron los galones para la Vuelta. Y lo refrendó consiguiendo su primera victoria profesional (y única ahsta antes de esta temporada) en la Vuelta. 10º en la general final, le valió para ganarse el puesto en la rojigualda, camino de Hamilton. Ya no salió de la selección hasta 2006. Fue 17º en el Mundial de Verona de Freire y 9º en la Vuelta 2004. En 2005, temporada pobre, debido a su concentración para brillar en la Vuelta. 2º en la llegada a La Colombiere en el Tour de l'Ain y 2º en Sabiñánigo en la Vuelta a Aragón, llegó a la Vuelta como un hombre importante y se tuvo que bajar por dolores en la espalda. 2006 se centró también en la Vulta, pero el nivel que hubo solo le permitió quedar 10º. Para sorpresa de muchos, Cofidis no le renovó. Y ha acabado en Andalucía Caja Sur, donde está teniendo la temporada más exitosa de su carrera. Ganador en de la Clásica de Alcobendas y venciendo hoy en Avila. Luis Pérez ha estado siempre rodeado de compañeros sospechosos y en equipos en el que el dopa estaba a la orden del día. ONCE, Vitalicio, Coast, el Cofidis del escándalo.. sin embargo Luis Pérez nucna destacó. No hizo nunca lo que el resto de sus compañeros. Al fin y al cabo, el madrileño ha sido un extraño en este mundo.

Xaby

7 comentarios:

Infierno del Norte dijo...

Gran artículo!! La verdad q Luis Perez en sus años de Cofidis siempre apuntaba alto para la vuelta xo luego nunca ha hecho nada.

Mañana a ver q tal x abantos (x cierto pasé hace un par de semanas x allí y la carretera está bacheadísima!) y si puedo me acercaré a ver la crono de villalba.

Un saludo

Karpas dijo...

Hola. Por el trabajo no puedo ver la vuelta.
Pero con estas cronicas no creo que me haga falta.

Creo que tienes razon con Luis Perez con eso de un extraño en este mundo. O eso quiero creer, sobretodo ahora que se retira, no??

Mañana en abantos mas de lo mismo supongo.

Saludos.

fAtima dijo...

Hoolaa. hace poco descubri este blog, gracias a k siempre estoy buscando cosas de ciclismo de ruta para leer, soy de cancun, mexico un saludo desde aqui y espero q si pongas cosas de boonen pues a mi me gustaria saber curiosidades, biografia, etc. sigue escribiendo y suerte

Sinkewitz dijo...

bravo javi, este tipo de articulos asi de "melancolicos" dan catarsis a lo tipico de siempre.
Me alegra que des la cara por un ciclisma por una vez!

Audax dijo...

Excelente post, un verdadero historiador del ciclismo!!! Siempre me alegra cuando vencen corredores de equipos pequeños, que la victoria puede significar seguir o no un año más. Cuanto me habría gustado ver a Kaiku en alguna vuelta a España...

Lo que sucedió en la llegada me parece un bochorno. Rebazar y sacar una vuelta a los rezagados!! cuando se había visto en una gran vuelta!! aunque parece que este año no está tan grande la Vuelta...Un saludo desde la primavera Chilena!!

AZUCAR dijo...

¿Quien dijo q la vuelta no estaba bien?
ETAPOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOONNNNNNNNNNNNNNNNNNNNN

EL CICLISMO ES GRANDEEEEEEEEEEEE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
SALUDOS DE AZUCAR

Sergio dijo...

Gran post, como de costumbre. La verdad es que tenía un poco olvidado lo del Coast, esa Volta que citas con cinco corredores entre los diez primeros...