lunes, 2 de abril de 2007

¿Algo está cambiando?


Si bien en los mayores, el fin de semana nos dejaba nuevas victorias de Tom Boonen, Oscar Freire, y una buena victoria de Voigt en el Criterium (con Valverde 2º en los dos sectores del domingo), podríamos decir que nada ha cambiado, que todo sigue igual, y que ganan los de siempre (esos cuentos que ya nos sabemos), todo lo contrario sucede en el panorama sub23.

Durante la semana pasada, se disputó el Tour de Normandia, de categoría 2.2. En 2003 hiciera su aparición en esta prueba el equipo Rabobank espoirs. Un año antes, Pozatto, había ganado 4 etapas de 7 posibles, el prólogo, una fuga y dos sprints, y Pineau había ganado la general gracias a las bonificaciones. En el 2003 los Rabobank llegaban liderados por un prometedor e irregular Posthuma. Después de adjudicarse el prólogo, y anotarse Hans Dekkers la primera etapa en línea, en la segunda etapa, se produjo la debacle del equipo, encabezada por Posthuma, y donde solo sobrevivió Michael Elijzen. Ese fue el último día (hace ahora 4 años) en el que los Rabobank no dominaban esa carrera. Déspués Hans Dekkers ganó otra etapa, pero el irregular Phostuma estaba hundido en la clasificación. Al año siguiente, Posthuma llegaría con la lección aprendida, pero se encontró con un "enemigo" que no esperaba, su compañero de equipo, Thomas Dekker. Después de coger la fuga buena el primer día, la carrera se sentenció en la novedosa crono por equipos, donde Rabobank aplastó al resto de conjuntos. Así pues, Dekker ganaba y Phostuma era segundo. Nacía la leyenda de Normandia, donde un Rabobank bueno en crono, que se defendia bien en el resto de terrenos, y con una muy buena visión de carrera, se hacía con la general (Posthuma era el hombre designado a ganar en 2003). Los dos años siguientes es Kai Reus el que hacia más grande la leyenda, anotándose dos años seguidos la general. Con el paso de Reus al equipo mayor, la sombra de su reinado quedaba en manos de Lars Boom. Un croner bastane bueno, que pasa bien todos los terrenos (campeón del mundo sub23 de cyclocross) y con ¿astucia para la victoria?. Después de ganar el prólogo, parecia que iba a seguir el mismo camino que sus antecesores (incluso contemporaneos como Reus, que mantuvo a la sombra a Boom años atrás). Pero su mala lectura de carrera le evitó coger el corte bueno, corte donde si estuvo su compañero de equipo Maaskant. A partir de ahi, como Posthuma en 2003, desaparecido total. Maaskant hizo gala de su veteranía contra el resto de rivales, y se anotó la general, en la que sigue dominando Rabobank, pero con el corredor que quizá no estaba establecido.

Por otra parte, a pesar de la sorpresa que me he llevado con la no-victoria de Boom en Normandia, lo que más me ha sorprendido ha sido el desenlace de la primera prueba de la nueva Copa del Mundo sub23 por selecciones. Viendo la lista, se adivinaba que el equipo más potente era el italiano. Con ausencias destacadas en los franceses, en los rusos y en los holandeses, los italianos eran los que debian aplastar al resto de rivales. Y así empezaron, con victoria en la primera etapa para Ginanni. En esa primera etapa, se produjo el abandono de Ponzi, en teoría el líder de los italianos. A partir de ahí,s e acabó lo que se daba. Arrivedecri Italia. Las otras dos etapas deambularon como pollo sin cabeza, en las cuales, el sorprendente equipo francés, tomaba el mando de la carrera, con la figura de Gautier (aunque no era el líder). En la última etapa, con llegada en alto, con los españoles, italianos, holandeses y rusos borrados del mapa (Bélgica no traía ni equipo), fueron los portugueses, con la moral de disputar en casa, los que dieron la estocada definitiva a la carrera. Victoria en la etapa y la general para el campeón sub23 en ruta portuges (Vitor Rodrigues) y segunda posición en la general para el campeón sub23 en crono (Tiago Machado).

Y ahora me pregunto yo, si hace menos de una semana, un italiano normalito gana una carrera en Flandes, ahora el más preparado de los sub23 de Rabobank no gana en Normandia, y un equipo italiano más potente que ningun otro fracasa estrepitósamente en una carrera que se adapta a us características, donde brillan franceses y portugueses... ¿qué es lo que pasa en el ciclism sub23? ¿Algo está cambiando?

Xaby

4 comentarios:

avenida dijo...

Chapeau. La verdad que yo no tengo mucha idea sobre sub-23, y lo poco que se, lo estoy aprendiendo de tus posts aquí y en el fordo de cycling manager... Lo de los portugueses será por jugar en casa, supongo, y la verdad que muy bien Rodrigues y Machado. De los españoles solo Milán (ganador de etapa en la Vuelta a Madrid el año pasado, y que ya ha sido décimo este año en una etapa de la Vuelta a Valencia) estuvo a la altura.

ALBAN dijo...

Lo de Normandía no me sorprendió, Boom está siendo muy irregular tras su paseo en el mundial de ciclocross y la carrera se podía decidir en una fuga.

Sin embargo, a mi también me chocó gratamente Francia en la Copa de las Naciones, estuvieron bastante activos, sobre todo el segundo día, el de la debacle de corredores Meditarráneos (italianos y españoles). De todas formas los 'gabachos' traían un equipo veterano; salvo Gautier y Bouet el resto eran del 85. España decepcionante totalmente, cinco ciclistas de ese mismo año, malos resultados salvo la aparición de Milán el primer día y poca combatividad en general. Para estos resultados creo que hubiera valido la pena traer un equipo más jóven, a los que se puede dar más experiencia.

Lo de los portugueses era más o menos prevesible, no tanto como para el doblete pero sí para que Rodrígues se dejara ver a sus 20 años. El ciclismo luso empieza a recuperar el nivel, se demostrará en cuatro o cinco temporadas.

Como gratas sorpresas sobre todo la del luxemburgués Gasteuer (87) siendo quinto sin apenas equipo y también la del africano Abdelka Belmokhtar (87), entre los veinte primeros, muy bueno para un ciclista de este continente.

Fran Reyes dijo...

Basteuer, en mi opinión, va a ser como los Schleck o incluso superior
Coincido con Alban; el ciclismo en Portugal está tomando un nuevo aire, va mejorando; no me extrañaría que en cuatro años volviera un equipo portugués al Tour.
Boom es un buen corredor, pero se va a parecer más a Erik Dekker que al vueltómano en que quieren convertirlo
Gran blog, Xaby

Masten dijo...

Gracias por leer y escribir.

@avenida: considero que Milán tiene mucho más talento para lo que ha hecho estos tres días. De hecho después de lo del primer día ya pensé que iba a estar fijo entre los 5 primeros. Lástima el no poder ver estas carreras por la tele.

@alban: ten en cuenta que Boom fue tercero con todos los pros en el Algarve no hace mucho... Lo de Francia sigo sin explicarmelo. Del equipo solo conocia a Gautier (muy bueno) y muy poco a El Fares y Larpe. Los otros se me escapaban la verdad. Y con lo que son los franceses con sus nuevas estrellas, me parece de traca lo de que Gallopin y Coppel no estuvieran. No conocia ni al luxemburgues ni al algerino. Me los apunto

@Fran: me sorprende que digas eso de Gasteuser, los Schleck son muy buenos y aun estan por explotar. Pero lo tendré en cuenta. Y confio en que Boom sea un vueltomano. Cruzaremos los dedos.